Entrevista: Azahar Ensemble

AzaharHR_Grupo_CO_3

 

Sé que a muchos de vosotros os encantan las entrevistas y la verdad es que da gusto conocer gente joven que tiene la inquietud de formar y mantener un grupo de cámara.

Por eso, hoy me gustaría presentaros al Azahar Ensemble, un quinteto de viento madera que se formó hace nada más y nada menos que ¡7 años!.

Puede que muchos de vosotros ya los conozcáis, pero estoy segura de que esta entrevista os acercará más a ellos y os ayudará a conocerlos mejor.

Ellos son  Frederic Sánchez (Flauta), María Alba Carmona (Oboe),  Antonio Lagares (Trompa), María José García (Fagot) y Miquel Ramos (Clarinete).

Espero que aprendáis mucho de ellos y disfrutéis tanto de la entrevista como lo he hecho yo.


¿Cómo surgió la idea de formar el grupo?

Corría el año 2010 y ​4 ​los músicos del grupo ​llevában 2 años viviendo en Suiza cuando la ​
Joven Orquesta Nacional de España, donde nos conocimos​,
comunicó que se abría, por primera vez, una convocatoria de becas especializadas para música de cámara.
Pensamos que se trataba de una muy buena oportunidad, en especial, de poder estudiar música de cámara con el fagotista Sergio Azzolini en Basilea, Suiza​.

Presentamos nuestra propuesta y tuvimos la suerte de que la Fundación JONDE/BBVA nos concedió la ayuda. Por ello, en los primeros pasos de nuestro grupo, fueron importantísimos tanto el apoyo de la JONDE como el de su director artístico, José Luís Turina.


 

Y el nombre, ¿Cómo lo decidisteis?

El tema de la elección del nombre de un grupo de cámara siempre es complicado! Llega un punto en el que, por alguna u otra razón, es necesario que el proyecto se ‘llame’ de algún modo y realmente en un principio es imposible que cualquier propuesta de nombre no suene extraña.

En nuestro caso, estuvimos barajando diversas propuestas ya que debíamos proporcionar un nombre al concurso Swiss Chamber Music Adelboden 2011.  Entre las descartadas se encuentran opciones que hoy en día nos harían sonrojar y que, por tanto, no vamos a desvelar!

El nombre que más nos convenció en ese momento fue Azahar Ensemble, ya que la referencia al característico aroma de la Flor de Azahar y su gran poder de evocación. Además, la Flor de Azahar tiene 5 pétalos, y un Quinteto de Viento también necesita 5 músicos.

Al final quedamos en que si obteníamos algún premio en el concurso, nos quedábamos con el nombre y si no, probábamos con otro. Nuestro nombre es Azahar Ensemble, así que el concurso fue bien.


 

¿Qué habéis hecho hasta ahora?, ¿Cuál ha sido vuestro recorrido como grupo? y ¿Qué es lo que más os ha gustado?

Pues, como comentábamos anteriormente, nuestra formación como grupo comenzó en 2010 en la Hochschule für Musik der Stadt Basel con Sergio Azzolini.
Las clases con él fueron tan inspiradoras que siempre hay algún momento en nuestros ensayos en los que nos acordamos de alguna de sus frases, ideas o imágenes; por lo que su influencia sigue marcando nuestras interpretaciones.

En cuanto a concursos, en 2011 obtuvimos el 1r Premio en el Swiss Chamber Music Adelboden, en 2012 el 2º Premio en El Primer Palau de Barcelona, pero -sin dudas- el 2º Premio en el ARD de Münich 2014 fue el que más influenció el desarrollo de la carrera de nuestro quinteto.

Sobre lo que más nos ha gustado, es complicado ponerse de acuerdo en algo concreto ya que el cúmulo de vivencias colectivas e individuales es enorme. Pero, en toda nuestra trayectoria como grupo, lo que más valoramos es el enriquecimiento personal que supone formar parte de un grupo de cámara al que se le dedican todas las energías posibles.
Es un enriquecimiento indescriptible a nivel musical ya que -en el Quinteto de Viento- se encuentran condensados (y multiplicados en su complejidad y exposición) todos los aspectos con los que un músico de viento va a tener que lidiar en su vida profesional (afinación, empaste, homogeneidad de articulaciones, interpretación conjunta, aceptación de opiniones musicales diversas, entre muchísimas otras cosas).

Pero, este enriquecimiento tiene una parte, si cabe más importante, que es la personal. Ser miembro de un grupo de estas características implica tener un compromiso muy grande con un proyecto colectivo y las experiencias vividas, las lecciones que de él se aprenden, los éxitos, los fracasos, se viven con una intensidad que marcan irremediablemente el desarrollo personal de los miembros que lo componen.
Es inviable ser miembro de un grupo de cámara sin dar el 100 por 100, y no solamente en el plano musical.


 

En 2014 ganasteis el segundo premio del concurso ARD de Munich. ¿Creéis que este premio tan importante ha tenido algún impacto en vuestra carrera?

Tuvo un impacto enorme; fue la plataforma que permitió al grupo iniciar una carrera a nivel internacional, así como entrar en contacto con agencias de conciertos -indispensables para tener recorrido en la escena musical-.

El reconocimiento en un concurso de prestigio es un trampolín para iniciar una nueva etapa en un grupo, pero es justo después de ese reconocimiento cuando el grupo tiene que estar más activo.

En nuestro caso, nos ha brindado la oportunidad de debutar en salas como la Musikverein de Viena o la Sala de Cámara de la Berliner Philharmonie.


 

Y ahora, ¿Qué planes a corto plazo tenéis?

Pues tenemos mucha actividad en los próximos meses! Ya en Octubre tenemos un concierto muy especial para nosotros, ya que se trata de nuestro debut en el Mozarteum de Salzburgo (17 de Octubre). A parte de ello, estaremos juntos preparando la grabación que tenemos el próximo mes de Noviembre de nuestro CD ‘Turina x Turina’ con la Deutchland Radiokultur en Berlín.
Se trata de un CD monográfico de Joaquín Turina, compuesto por composiciones del músico sevillano (originales para piano), arregladas para quinteto de viento por su nieto, el también compositor José Luís Turina.

También en Noviembre, tenemos una gira de conciertos por Alemania y Suiza los días 5, 6, 10 y 13.


 

En cuanto a ensayos, ¿Os gusta ensayar regularmente o preferís las jornadas intensivas previas a un concierto o concurso?

Depende. Por supuesto que lo idóneo es tener una regularidad en los ensayos, aunque en nuestro caso puede ser complicado debido a que todos nosotros tenemos una actividad profesional a parte del quinteto.
En el caso que lo que queramos sea trabajar nuevo repertorio, que éste vaya madurando y que sean ensayos ‘convencionales’, preferimos ensayar con toda la regularidad que sea posible.
Además, disfrutamos verdaderamente los ensayos, es donde más aprendemos.

Pero en el caso que lo que afrontemos sea la preparación de un concurso, creemos que reservarse un periodo intensivo previo es una buena opción, para estar totalmente concentrados en ello.


 

A diferencia de la sonoridad homogénea de un cuarteto, el quinteto de viento madera está formado por timbres distintos. ¿Es d​i​f​í​cil encontrar un balance adecuado en este tipo de agrupaciones?, ¿Qué ​creéis​ que es lo más problemático?

El mayor reto de un quinteto de viento es, precisamente, lograr un sonido homogéneo, unificado y característico del grupo. En nuestro caso, ha sido uno de los aspectos en los que más hemos trabajado y estamos contentos de haber logrado encontrar una sonoridad de grupo propia.

El hecho de que cada instrumento tiene, por su naturaleza, un timbre diferenciado es a la vez una ventaja y una desventaja.
Una ventaja porque los timbres específicos que el quinteto posee aportan variedad y más registros a la sonoridad del grupo y porque no suele ser necesario forzar cuando un instrumento interpreta una línea melódica. Además, los compositores juegan con esta variedad y aprovechan las singularidades de cada instrumento para reforzar el carácter musical que quieren expresar en cada momento.

Pero es una desventaja en todos los momentos en los que el grupo debe de sonar homogéneo y para que los acompañamientos no invadan los planos melódicos, por lo que hay que prestar atención siempre al balance y usar sonidos individuales muy diferentes cuando se está acompañando.

Según nuestra experiencia, hay que intentar buscar el empaste de los sonidos en todo momento para, luego, dejar brillar a los instrumentos individualmente en el caso que corresponda. Lo que intentamos es siempre ‘meternos’ dentro del sonido del otro, como hacen los cantantes que forman un coro, e intentar tener claras las referencias en cada momento.

Cuando se logra un sonido compacto y unificado con un quinteto de viento, la sonoridad es realmente muy especial; parecida a la de un órgano y con una gran calidez.


 

El quinteto de viento se establece como formación hacia principios del S. XIX, y desde entonces han sido muchos los compositores que han creado obras para esta formación, ¿Cómo hacéis para elegir el repertorio? ¿Para seleccionar una obra de entre tantas?

La elección de un programa de concierto siempre es un tema interesante.
Habitualmente, intentamos buscar una coherencia argumental en la composición de un programa.
Puede haber propuestas muy diversas, desde un programa temático -por ejemplo- con música española, a un programa centrado en compositores checos, o una propuesta que se centre en las influencias existentes entre los compositores (la influencia de Debussy y Ravel en Villalobos o Tomasi, la influencia de Antón Reicha en George Onslow o Paul Taffanel, o evidenciar la mirada hacia el clasicismo de compositores como Paul Hindemith o Carl Nielsen).

Del mismo modo, pensamos que es muy interesante el hecho de interactuar con el público durante el concierto; explicar el porqué de la elección del programa y detalles que son importantes para nosotros como grupo sobre las piezas y sus compositores.
Hemos visto que, de este modo, el público se sumerge más en el concierto y se crea una reciprocidad que afecta a nuestra propia interpretación.

Consideramos, también, que dentro del repertorio para quinteto de viento hay unas obras centrales, por su calidad, originalidad y simbolismo. Por ese motivo, intentamos incluir en nuestras propuestas de concierto alguna de estas obras entre las que se encuentran los quintetos de Reicha (considerado el padre del quinteto de viento como formación), el Quinteto de Carl Nielsen, la Kleine Kammermusik Nr. 1 de Paul Hindemith o las 10 Piezas de György Ligeti.


 

Y sobre el metrónomo ¿Qué podríais decir?, ¿A favor o en contra de utilizarlo en los ensayos?

A favor de utilizarlo cuando nos puede ser de utilidad.

Hay momentos en los ensayos en los que se requiere ser precisos con el tempo y el metrónomo se vuelve imprescindible.

Lo mismo sucede con el afinador.

En cualquier caso, como en todo, hay que tener mesura con la forma en cómo se utilizan. No tendría ningún sentido ensayar exclusivamente metronómicamente una pieza, al igual que no lo tendría el hecho de estar comprobando nota a nota el afinador.

Lo que intentamos es estar con la máxima concentración durante los ensayos y fiarnos de nuestras 5 orejas para identificar los problemas.
Una vez identificados y para ayudar a resolverlos, todos los instrumentos con los que podamos contar son bienvenidos!


 

Finalmente preguntaros, ¿Cuál es vuestra “habitación de la música” favorita? Aquella en la que hayáis tocado u os gustaría tocar.

​Sin duda alguna la Sala Johannes Brahms del Musikverein de Viena. Nos encontramos con una acústica ideal. Los sonidos se mezclaban sin estorbarse, la resonancia ayudaba a que viajase la música y el cómo te sientes al tocar en el escenario… no hay palabras. Es una sala mítica!

Hemos tenido la oportunidad de tocar en otras “habitaciones de la música” cómo la Sala de Cámara de la Berliner Philharmonie​ (Impresionante!​), Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música de Madrid o Sala de Cámara del Auditorio de Barcelona entre otras. Pero no siempre se puede tocar en este tipo de salas y también decir que hemos tocado en granjas, iglesias, castillos, antiguos graneros y un gran etc de lugares diversos.

Este año tendremos la oportunidad de visitar otras muy buenas salas cómo la Wiener Saal del Mozarteum Salzburg, la Philharmonie de Essen o el Palau de la música de Valencia!

Azahar_Grupo_BlancoHR_CO corregido.jpg

 

¡Muchas gracias a los cinco!

Desde aquí os deseo mucha suerte en vuestro futuro musical y que disfrutéis mucho de los próximos conciertos por Austria, Alemania y Suiza. Y cómo no, también del interesantísimo proyecto que tenéis grabando el CD “Turina x Turina”.

Si os ha gustado la entrevista y queréis seguir más de cerca su carrera, podéis visitar su página web (www.azaharensemble.com) y también seguirlos en Facebook (@azaharensemble), Twitter (@AzaharEnsemble) e Instagram (@azahar_ensemble)


¿Te ha  gustado la entrevista?, ¿Los conocías?


Entrevistas Anteriores:

Trio Vasnier

NAS Duo

Isbilia Quartet


Anímate y comenta tus opiniones sobre el post.

Y si te ha gustado, ¡no dudes en compartirlo en las redes sociales!

Además, si quieres ser el primero en enterarte de cada nueva entrada del blog, también puedes subscribirte por email.

O si prefieres recibir la Newsletter cada mes, envíame un email a través de la página de contacto.

Anuncios

¡Anímate y deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s